domingo, 1 de agosto de 2021

UN TRAIL CATLLARÀS COMO EL DEL PRIMER DÍA

 


Si hay un lugar especial para Klassmark, es La Pobla de Lillet. Amor a primera vista desde el primer día; de los de verdad. Ha llovido desde aquel día de 2013 cuando se empezaba a escribir la historia del Trail Catllaràs. Una historia que maravillaba a los de aquí y a los de allí. La Sierra del Catllaràs era un territorio desconocido para muchos, pero con el paso de los años se ha convertido en uno de los grandes escenarios de las carreras de montaña. La crisis sanitaria de 2020 dejaba al calendario de Klassmark sin el Trail Catllaràs. Demasiados meses y días sin ver a los poblatans, pero este domingo 1 de agosto de 2021 todo el mundo ha podido observar que la química con La Pobla de Lillet era la misma que la del primer día.


 
Una de las grandes suertes de los poblatans es vivir en la yema del huevo de la Sierra del Catllaràs. Los tres recorridos propuestos por la organización han vuelto a corroborar que es un espacio natural ideal para disfrutar del mejor trail running. Los corredores se han reencontrado con puntos icónicos como el Prat Gespador, Malanyeu, Sant Romà de la Clusa, el Refugio Ardericó o el Xalet del Catllaràs, pero este año la organización les guardaba una sorpresa final. La llegada triunfal en La Pobla de Lillet ha sido de las más épicas que se recuerdan; los participantes tenían que remojarse los pies para cruzar hasta dos veces el río y cruzar la línea de llegada que estaba situada en el cauce. Más ingredientes para bautizar al Trail Catllaràs como la carrera más salvaje.
 
Los corredores más madrugadores han sido los de la Marathon40 kilómetros con 2600 metros de desnivel positivo que arrancaban a las siete de la mañana. Raul Butaci ha calcado el guión del Trail Ulldeter para sumar la segunda victoria de las MISSIONx3; la cita del Catllaràs forma parte del prestigioso circuito de carreras de montaña de Klassmark. Butaci ha cruzado la línea de llegada en 4h17m52s para imponerse a un combativo Victor del Aguila que se ha quedado a menos de un minuto de la gloria. Marc Màrmol ha completado la foto de los mejores. En la pelea femenina, la gran protagonista ha sido Tati Orquiola. La segunda y tercera clasificada, Fatima Bermudo y Jelena Malyseva, han quedado lejos de las 5h43m54s de la campeona.
 
La distancia Trail de 21 kilómetros y 1400 metros de desnivel positivo ha vivido un final de infarto, sobre todo entre las chicas. Las tres primeras clasificadas han llegado a La Pobla de Lillet con menos de un minuto de diferencia. Sin embargo, la victoria de Irene Fuertes es incontestable tras liderar toda la carrera. Su emoción era palpable en la línea de llegada tras 2h39m38s. Cris Millà y Aida Pérez lo han flanqueada en el podio. En categoría masculina, Marc Traserra ha ganado con más solvencia tras 2h02m03s de esfuerzo. La emoción ha venido por detrás donde Julen Calvó y Carles Pérez, segundo y tercero, se han jugado las plazas de honor en los últimos metros; menos de diez segundos entras ambos.
 
La Express de 15 kilómetros y 930 metros de desnivel positivo ha cerrado el programa con Josep Pagès y Natalia Gonzalez como grandes triunfadores. Pagès completaba el recorrido en 1h26m54s por delante de Albert Casas y Ivan Moreno. Por su parte, Gonzalez batía a Maria Butxaca y Nuria Galbany tras detener el cronómetros en 1h42m19s. Más allá de los nombres propios, todos los corredores son dignos de ser mencionados en este escrito. Muchos de ellos tenían en el Trail Catllarás uno de los grandes objetivos del año. Este domingo 1 de agosto lo han tasado de la lista mientras disfrutaban de un gran fin de semana de verano.
 
La caravana de Klassmak se despide de La Pobla de Lillet sin dejar huella. El modelo que ha implementado de carreras sostenibles, y todas las medidas que ello conlleva, ha venido para quedarse. Para la organización, la lucha contra la crisis climática real en la que vivimos no es ninguna filosofía ni estilo de vida, es un deber que deberíamos aplicar todos. Este es el único camino para no perder la esencia de los deportes outdoor. Sólo así la berrea del ciervo podrá seguir resonando en las paredes de la Sierra del Catllaràs y nosotros respondiendo a la llamada mientras hacemos lo que más nos gusta: correr por la montaña.