miércoles, 17 de febrero de 2021

¡CINCO AÑOS DE “THE CHALLENGE”! EL RETO JAMÁS SUPERADO DE SEGURARTIC® JUNTO CON PAU BARTOLÓ



¿Puede un corredor atravesar 145km en Laponia, en solitario y con temperaturas bajo cero? Hace 5 años, SegurArtic® preparó esta gran aventura que llevó a cabo de la mano (y piernas) del trail runner Pau Bartoló. “The Challenge” (El Reto) surgió cuando Òscar Lugar, fundador de SegurArtic® y enamorado de Finmark, pensó que podria ser una reto perfecto para un deportista de élite de la talla de Pau Bartoló.

145km bajo el frío ártico

De Alta hasta Karajok, 145 km de un territorio salvaje y único en Europa. Bartoló atravasó estos paisajes más hostiles, con el gran handycap de córrer bajo unas temperaturas muy por debajo de lo aconsejable y sin apenas encontrarse animales ni humanos durante su trayectoria. Turismo de Noruega confirmó que este reto era “la aventura jamás realizada en territorio noruego hasta la fecha”.

El punto de partida de la aventura fue Alta. Pau recorrió los 50 kilómetros que separan esta localidad con Maze. A las bajas temperaturas se le sumaron rachas de viento muy intensas que, por suerte, remitieron en las siguientes jornadas. Durante el segundo día, Pau culminó 50 kilómetros más a sus piernas, entre Maze y Jergul. Consiguió bajar la marca del día anterior y, tras un parón para dormir, el corredor acabó la última etapa de 40 kilómetros que separan Jergul de Karasjok en un tercer día. Bartoló recorrió los 145km intentando combinar marchas largas sin sudoración para evitar la humedad de la ropa y también evitava estar parado para  evitar la congelación.

 

Además de poner a prueba su capacidad física y mental, Bartoló y el equipo SegurArtic® conocieron de primera mano el buen hacer de esta etnia autoctóna.



 

Una aventura deportiva, natural y cultural

Los habitantes de Laponia se volcaron en el proyecto al ver a alguien corriendo bajo esas temperaturas extremas. En las regiones que atravesó Bartoló vive la etnia Samis; conocidos por autoabastecerse y vivir de una forma austera. La amabilidad y apoyo en todo momento ha sido uno de los puntos más gratificantes del reto. Precisamente, los Samis dieron cobijo en un Lavuu (tienda) a Bartoló durante su travesía.

Así que, además de poner a prueba su capacidad física y mental, Bartoló y el equipo SegurArtic® conocieron de primera mano, el buen hacer de esta etnia autoctóna.

Los fenómenos de las auroras boreales, típicos de la zona pero no siempre fáciles de encontrar, acompañaron a Pau en esta aventura de 3 días en una de las zonas más frías del mundo.

Queremos agradecer,  5 años después, a todas las entidades y organizaciones que nos ayudaron a que este proyecto tirara adelante.
Turismo – embajada de Noruega, Nowegian Air Lines, Salomon, SportHG, Gaes y GoPro.