jueves, 20 de junio de 2019

Participamos en la OLLA DE NÚRIA con la compañía de Paula Fernández Ochoa







Hacía tiempo que en Trail Factory (@trail_factory ) teníamos en mente poder hacer una carrera de una forma diferente, y cuando nos enteramos que Paula ( @vivircorriendo ) participaba en la edición de este año de la Olla de Núria, lo vimos claro. Paula representa todo aquellos valores del deporte y del trail running que nosotros queremos irradiar, es decir, disfrutar del deporte de una forma no competitiva, disfrutando del momento, del entorno y de uno mismo, dejando de lado tiempos y posiciones...

Contactamos con ella a través de Instagram, comentándole la idea de poder hacer un pequeño documental de la prueba a su lado, intentando captar la esencia de una carrera de puro trail running con la mentalidad de disfrutarla paso a paso, sin presión, filosofía 100% Trail Factory. 
Ella no dudó un instante en decirnos que si, rápidamente conectamos y quedamos en vernos el sábado 8, en la charla de motivación que dió en el auditorio del hotel de Núria. 

Y así fue, asisitimos encantados a su charla, dándonos cuenta que compartimos visión y filosofía, y al finalizar, la conocimos, hablamos un rato y nos emplazamos para el domingo. Paula, una persona de lo más cercana, humilde, con una vitalidad espectacular y un optimismo desbordante... es imposible no querer compartir momentos con ella!

El domingo, a las 8:10 de la mañana, cogimos el tren cremallera hasta Núria, un trayecto de unos 20 minutos que te va adentrando en un lugar maravillosamente hermoso. Al llegar a la valle, solo bajar del tren, ya se respira ambientazo, y nos dejamos impregnar por él...

Depa, speaker por excelencia, hizo los honores de amenizar los momentos previos de la carrera. Nosotros rápidamente nos fuimos con Paula y Pepo ( su pareja ), captar esos instantes de risas pero de nervios que hay antes de afrontar una carrera como ésta, que dicho sea, es un trail sin un metro de asfalto, en un entorno que te deja sin aliento por su dureza y sin palabras por su belleza. 

Por fin salimos, rápidamente enfilamos hacia el Puigmal (2918m), una salida bastante dura, en 4,5km nos " cascamos " 1000m de desnivel positivo, para subir al punto más alto de la prueba. En una 1h y 20min hacemos cima. Durante esa parte del recorrido, íbamos muy juntos con el resto de participantes, y la verdad, la gente en este tramo iba bastante concentrada, los tiempos de paso, no son extremadamente duros, pero si que al mínimo despiste, te quedas fuera en el primer o segundo control de paso.

Para nosotros, la carrera empezó en la cima del Puigmal, a partir de ahí, fuimos la mayoría del tiempo los tres solos, disfrutando al máximo de este recorrido mágico. Nos dio tiempo a hablar, reírnos, conversar de la vida, de los próximos retos, corrimos, caminamos, subimos pendientes muy fuertes, descendimos por  terrenos mega técnicos, tuvimos que espabilarnos para pasar el último control de paso porque nos lo cerraban, nos tiramos de culo por la nieve, saltamos entre las rocas y todo ello, con una sonrisa permanente en la cara, como dice Paula,  que a reír  no te gane nadie!


Pasamos por  el Coll y el Pic de Finestrelles, por Pic d'Eina i Noufonts, por el Pic y el Coll de Noucreus... Todo ello caraneando entre los 2800  y los 2600m de altitud constantemente, quedando a nuestra izquierda la  Cerdanya y Francia, y a nuestra derecha rodeando la Vall de Núria. Para finalizar con un descenso de 4km hasta volver a Núria. 

Allí nos esperaba de nuevo Depa, y muchos corredores y familiares que animaban constantemente.

Esta es otra de las carreras que tenéis que hacer una vez en la vida, no hace falta hacer grandes distancias para flipar de un recorrido que es impresionante.

Recorrido, organización, avituallamiento final ( es una carrera de autosuficiencia, solo hay avituallamiento en la llegada ), voluntarios y ambiente de 10!

Seguidnos en 
@trail_factory
www.trailfactory.org

Seguidme en:
@lifetrailrunner