jueves, 16 de mayo de 2019

CRÓNICA ULTRAMARATÓN TRANSVULCANIA 2019





El pasado fin de semana, en la isla de la Palma, se celebró una de las carreras con más prestigio mundial de Trail Running, la Ultramaratón Transvulcania. Una "fiesta" de éste deporte, que congrega desde los corredores de élite más reconocidos del momento hasta un sin fin de corredores amateurs, populares e iniciados a este magnifico deporte. 

Entre ellos yo! y por eso, esta crónica, será mi visión personal de que ha sido, como lo he vivido, que me ha gustado y que no. Para haceros una idea, tenéis el vídeo que grabé de la ultramaratón y poneros en la piel de lo que se puede sentir corriéndola. 

Antes de nada, tener claras varias cosas:

- Para ir a la palma, hay que combinar bien los vuelos si eres de fuera de la isla, en mi caso ( vivo en Girona ) debí coger dos vuelos de ida y dos de vuelta. Una vez en la isla, económicamente no es cara, tanto el alquiler de coche, hospedaje y comida, son bastante económicos.

- Hay que saber que el recorrido de la Ultramaratón, no es circular, empieza en la parte sur ( Faro de Fuencaliente ) y acaba en Llanos. 

- La organización, pone a disposición del corredor, unos buses lanzadera, que te transportan desde diferentes lugares de la isla a la salida y viceversa al acabar la carrera, todo con unos horarios establecidos con anterioridad. 

A partir de aquí... empieza lo bueno!

Mi bus salía el sábado a las 3:30 de la mañana desde la estación de Llanos, y yo me hospedaba a unos 10 minutos de allí, en unos apartamentos, que debo decir que son impresionantes ( Villa Dichosa ). Para ir sin prisa, desayunar, tenerlo todo controlado y poder llegar con tiempo y aparcar, me levanté a las 2h de la madrugada. Teniendo en cuenta que me fui a dormir a las 10h, pero con los nervios apenas dormí 3h mal contadas. 

El bus salió puntual, sin ningún problema, y pude aparcar perfectamente a 2 minutos de la estación. Es un trayecto de una 1h en autobús, por una carretera sinuosa, de noche... vaya, sin ningún encanto... los corredores concentrados o dormidos...

Llegamos a las 4:30h al Faro de Fuencaliente, una temperatura media, pero hacía un poco de viento. Debía esperarme como una hora y cuarto antes de entrar en el control de material. Para resguardarnos del frío, nos sentamos con otros corredores detrás de un muro, para pasar el mínimo frío posible. Para otra ocasión, o por si os sirve de consejo, llevaros un impermeable de los que venden en los "chinos" y luego lo podéis tirar a la basura, porque sino como fué mi caso, podéis pasarlo mal...

Las 5:45, pasamos el control de material... Móvil, luz trasera, manta térmica, frontal y poco más...todo correcto, adelante!

Me sitúo en un punto un poco más alto, para grabar todo el ambiente, casi 2000 corredores dispuestos a darlo todo por un reto. El speaker, las luces, la música, el ambiente... que locura! Todo se desató a un minuto y medio de la salida, con la canción de AC/DC - Thunderstruck ( en el video lo podéis ver ) Todos los frontales encendidos, y a esperar la cuenta atrás... en 10-9-8... empezamos!!

Primeros quilómetros, la gente muy motivada, damos la vuelta al faro y subimos por una carretera de asfalto, para estirar un poco el grupo, pero no es suficiente, ya que al cabo de un par de quilómetros, ya entramos en un sendero... primer tapón ( se hicieron poquísimos para la cantidad de corredores que habían ) y ahí se puede contemplar en la oscuridad de la noche, un "río" de frontales y luces rojas que se pierden en el horizonte... pelos de punta!

Empezamos la ascensión hasta los Canarios, un pueblo a unos 7km de la salida. El terreno fácil, sin ningúna subida excesivamente dura y además aún vamos fresquísimos de piernas. Cuando llegamos al pueblo, ambientazo total en el avituallamiento. Hay que recordar que hasta ese punto, los palos están prohibidos por tema conservación Parque Natural, y habrá dos puntos más, que también estarán prohibidos. 

A partir de la salida del pueblo, empezamos una larga subida, hasta Las Deseadas ( 1828m ). Un recorrido por un paraje entre boscoso y volcánico, pero que me dejará una de las imágenes más bonitas de la carrera ( si os fijáis bien, también se puede observar en el vídeo ) y es que por encima de un mar de nubes, se podía ver el Teide perfecta y majestuosamente. De momento el recorrido poco técnico, con algún banco de arena, pero muy fácil. Lo que si me sorprendía era el silencio... Los corredores no hablaban, estaban muy concentrados, cada uno en su mundo, supongo que se estaban preparando mentalmente para lo que se les venía encima!

Despúes nos dirigíamos hacia el Pilar, y seguramente ésta fue la parte de la carrera menos atractiva pero a al vez más rápida, unos 8km por pista, con falsos llanos, llanos y bajadas, en los que podías recuperar un poco de tiempo, pero sin pasarse para no pagarlo más adelante. Llego al Pilar, km32, avituallamiento sólo líquido... Relleno, como barrita, y me preparo para el siguiente tramo, unos 11km hasta Pico de la Nieve. Aquí empieza la Ultramaratón, sobretodo porqué ya no habría más sombras hasta el Roque de los Muchachos en el km 52, además todo subida y con sensación térmica de 35ºC. 

Este fue el punto donde empecé a pasarlo mal, poco a poco el sol se iba metiendo dentro de mi, sudando muchísimo, las piernas progresivamente más cansadas. Llegué justito al km42. Un avituallamiento completo, donde habían muchos "cadáveres". Por palabras de la organización, allí abandonó mucha gente. 

Iniciamos ascenso hacia pico de la Cruz y Roque de los Muchachos, otros 10km que ya intuía que iban a ser durísimos, en cotas altas, con mucha calor, con mucha subida y yo notando que mis fuerzas empezaban a fallarme y si le sumamos dos tramos sin poder utilizar los palos ( yo soy muy fan de los palos ) pues tocaba trabajar la cabeza! Y así fué... Llegué al km52, un avituallamiento muy completo en el Roque de los Muchachos, con una pájara impresionante. Decidí beber cocacola y comer unos pastelitos de cabello de ángel que me sabieron a gloria bendita, además de un plato de pasta y sentarme durante 15 minutos. Me encontré a amigos de mi tierra y a otros corredores que habíamos coincidido en otras carreras y comentamos la dureza del día. Poco a poco fuí recuperando sensaciónes y la verdad, recuperando fuerzas. Me levanté y empecé a caminar, sabiendo que me esperaban 17km seguidos de bajada. 

Y lo que es la mente y el cuerpo humano, la primera parte de la bajada hasta el Time, me sentí super bien, trotando, pero adelantando a muchísimos corredores ( los que me habían pasado a mi antes durante mi super pájara! jaja ), y mi confianza en acabar la carrera, iba aumentando. Llego al Time, avituallamiento muy rápido porque mi sensaciones eran excelentes y continué bajando. 

Esta bajada era un poco más incómoda, mucha piedra, muy técnica, pero yo seguía con ese ritmo trotón y seguí adelantando a corredores. Los últimos dos quilómetros antes de llegar al Puerto de Tazacorte eran de una dureza en cuanto a bajada total! Vi a corredores bajar de espaldas porque sino les entraban calambres en los tibiales. En mi caso, ya tenía los cuádriceps bastante tocados y debía frenarme con los palos, por el desnivel de bajada que había, y ya enfilamos el último tramo zigzagueante, hasta el puerto. 

Último avituallamiento, aquello era un festival, por el lugar y porqué los corredores de la maratón, finalizaban allí. Cocacola, sandía, relleno agua en los bidones, paso por una ducha para refrescarme último tramo! 

Sabía que lo tenía hecho, y por eso mismo, ese tramo fui a disfrutarlo, a felicitarme, a decirme a mi mismo que gran trabajo mental había hecho, consiguiendo los objetivos que me había marcado, que eran disfrutar de la experiencia, del recorrido, del ambiente, de la gente y del lugar, y aunque sabía que pasaría momentos difíciles, saber sobreponerme a ellos, y así lo hice! Quedaban 5km, 3'5 de subida hasta Llanos, y 1'5 de pasarela hasta la llegada, notando el calor de la gente, animando en todo momento, con el subidón de lograr el reto que me propuse... y todas y cada una de estas sensaciones y emociones, hacen que ame este deporte. Por eso, cuando me preguntan porque corro, les digo por lo que me hace sentir...

Si me preguntáis si repetiría, seguramente os diría que no, no porque no me gustase, sino porque a nivel personal, el desgaste inicial de toda la estructura de iniciar la carrera ( levantarme muy pronto, coger un bus, una hora de trayecto, esperar una hora y media pasando frío ), me desgastó bastante. Además, el recorrido es espectacular, pero llamadme tradicional, pero soy de montaña verde, de Pirineos, de Picos de Europa, de Alpes, etc... y este tipo de recorrido, como en su día hice el reto 0-4-0 ( Subir y bajar al Teide desde playa del socorro ) no me acaban de convencer, pero esto ya es un gusto personal. 

A pesar de todo esto, debo decir que es una carrera excelentemente organizada, toda la isla se vuelca, voluntarios te ayudan en todo, no te falta nunca de nada, profesionales médicos en muchísimos lugares, etc... ya os digo que a nivel organizativo, creo que jamás he visto nada igual. Además, podréis ver i disfrutar, que esto si que pocas veces podemos hacerlo, de puro ambiente trail running y de sus figuras mundiales.

Por último, tal y como he dicho que seguramente no repetiría, si que os digo que una vez en la vida, hay que hacerla, hay que vivirla, hay que disfrutarla, si me pidieráis una nota del 0 a 10, le pongo un 8.

Mirad el video y disfrutarlo, subscribiros a mi canal de Youtube y si quereis seguidme en Instagram, más aventuras están apunto de venir, y me gustaría compartirlas con vosotros!

Nos vemos en el siguiente artículo, una persona relacionada con el trail running, desde una perspectiva totalmente diferente... hasta aquí os puedo contar!

Jordi González
@lifetrailrunner